Ir al contenido principal

Destacados

El Día de las Madres no es el mismo en todo el mundo

  Durante un día entero, cada año llenamos de amor, regalos y palabras afectuosas a quienes nos dieron la vida. En el Día de las Madres, ellas reciben por decenas flores, sorpresas, comidas, regalos y por supuesto, globos, como detalles que hijos y otros familiares les entregan para festejarlas.   Pero, ¿cómo y dónde empezó esta tradición? Todo se le atribuye a Anna Jarvis, quien en 1905 decidió dedicar un día a su madre y a las madres de todo el mundo, logrando instaurarlo en 1914. Contrario a lo que parece en la actualidad, su intención estaba lejos de tener fines comerciales, tan así que una vez que la celebración se extendió y se popularizó Jarvis se llenó de disgusto, justamente porque el tema se estaba desviando de su idea original.   Pronto, las personas en los países occidentales adoptaron con alegría la nueva tradición, adaptándola a sus diversas culturas. Fueron principalmente los países occidentales los que adoptaron la nueva tradición, y la fueron adaptando a sus diversas c

El origen pagano de la Navidad

 


La época navideña es la favorita y más esperada del año para muchas personas, pues es sinónimo de prolongadas y cálidas reuniones con los seres queridos, así como de comida deliciosa y tiempo para dedicar a la espiritualidad. Pero, ¿sabías que cuando te reúnes alrededor del árbol navideño o ayudas a los niños a colgar su bota para Santa Claus con una carta dentro, estás participando en tradiciones que se remontan a miles de años atrás, incluso antes de que se fundara el cristianismo? 


Las tradiciones paganas, es decir, aquellas cuyo origen es distinto al cristianismo,  aparecen en esta fiesta de invierno, como consecuencia de que los primeros líderes de la iglesia fusionaron la celebración de la natividad de Jesús con los festivales de invierno preexistentes. 


Desde entonces, las tradiciones navideñas se han modificado con el transcurso del tiempo, llegando a ser hasta hace apenas poco más de un siglo, como las conocemos en la actualidad. A continuación, detallaremos los sorprendentes orígenes de la época navideña. 


De entrada, debemos precisar que sería un error decir que nuestras tradiciones navideñas modernas provienen directamente del paganismo precristiano. Recientemente el historiador británico Ronald Hutton, explicó que a medida que los cristianos difundieron su religión en Europa en los primeros siglos después de Cristo., se encontraron con personas que vivían de una variedad de credos religiosos locales y regionales.


Los misioneros cristianos agruparon a todas esas personas bajo el término general pagano. Si bien, los primeros cristianos querían convertir a los paganos, también estaban fascinados por sus tradiciones, ya que aunque lo consideraban como algo malo, también creían que valía la pena recordar lo que hicieron sus antepasados.


Tal vez es por eso que las tradiciones paganas permanecieron, incluso cuando el cristianismo se afianzó. Por ejemplo, el árbol de Navidad es un invento alemán del siglo XVII, que claramente deriva de la práctica pagana de llevar vegetación al interior para decorar durante el invierno. El Papá Noel o Santa Claus moderno es un descendiente directo del Papá Noel de Inglaterra, que originalmente no era un dador de regalos. Sin embargo, Papá Noel y sus otras variaciones son encarnaciones modernas de viejas ideas paganas sobre los espíritus que viajaban por el cielo durante la temporada invernal.


El invierno se considera como un momento natural para la fiesta. De acuerdo con los historiadores, es durante esa estación cuando, por ejemplo, en una sociedad agrícola ya no queda nada por hacer, pues el trabajo de cosecha se realiza durante el transcurso del año, dejando espacio para la práctica religiosa, y para la distensión.


Además, es una gran idea aligerar la oscuridad del día más corto del año, el del solsticio de invierno, con fiestas, alegría y decoraciones. 



A pesar de la expansión del cristianismo, los festivales de invierno tardaron cientos de años en convertirse en la fiesta de Navidad que conocemos. La Biblia no da ninguna referencia clara sobre el día en que nació Jesús, lo cual no fue un problema para los primeros cristianos. Sin una directiva bíblica para hacerlo y sin ninguna mención en los evangelios de la fecha correcta, fue hasta el siglo IV que los líderes de la iglesia en Roma abrazaron la festividad. 


Sin embargo, las fiestas de invierno con sus raíces paganas ya se celebraban ampliamente, y la fecha tuvo un oportuno ajuste filosófico con los festivales que celebran los días que se prolongan después del solsticio de invierno, asociando el nacimiento del sol con el día en el que Cristo debía nacer. 


Mención aparte merecen los regalos, que son una tradición nueva y controvertida. Si bien, entregar y recibir obsequios puede padecer una costumbre naturalmente ligada a la Navidad, antes la gente esperaba con ansias el día de Año Nuevo para abrir regalos, como una forma de hacerse sentir bien al concluir un ciclo anual. 


Fue hasta la época victoriana de 1800 cuando la entrega de obsequios se trasladó a la Navidad. Según la Colección Real, los hijos de la reina Victoria recibieron regalos de Nochebuena en 1850. 

Conoce nuestra amplia selección de globos al mayoreo en globoexpress.com.mx.


Comentarios