Ir al contenido principal

Destacados

¿Por qué celebramos Navidad el 25 de diciembre?

Para quienes viven la fe cristiana y católica, la Navidad se celebra para recordar el nacimiento de Jesucristo, el Hijo de Dios. El nombre 'Navidad' proviene de la Misa de Cristo (o Jesús). La misa es una celebración donde los fieles recuerdan que Jesús murió por nosotros y luego resucitó.
Sin embargo, actualmente la Navidad es celebrada por personas de todo el mundo, sean cristianos o no. Se trata de una ocasión en que la familia y los amigos se unen, recuerdan y agradecen las cosas buenas que tienen. Vale la pena mencionar que a grandes y pequeños les gusta particularmente el momento de dar y recibir regalos, que forma parte de los festejos navideños.
¿Por qué el 25 de diciembre?
La Biblia no india claramente la fecha del nacimiento de Jesús. En otras palabras, nadie conoce el verdadero cumpleaños del hijo de Dios. Entonces, ¿Por qué celebramos Navidad el 25 de diciembre? Los primeros cristianos tenían muchos argumentos sobre cuándo debería celebrarse esta importante festivid…

Navidad en Julio. ¿Cómo empezó?



Aunque es una época divertida, el verano también trae consigo estrés, sudor y algo de apatía, derivados del extremo calor que producen sus altas temperaturas. En este escenario, ¿Quién no pensaría en el invierno, la deliciosa comida y bebidas calientes con las que se contrarrestan los efectos del frío y la nieve en la montaña?

El anhelo por la frescura del invierno en medio de los abrasadores meses de verano, dio origen a la Navidad en julio. Sí, tal como lo lees, muchas personas alrededor del mundo están popularizando esta nueva tradición, que consiste en imitar las festividades de la Navidad real, en pleno séptimo mes del año: Compras apresuradas, entrega de regalos, preparación de platillos especiales, la visita de Santa Claus... Se trata de un día feriado no oficial, en el que se llevan a cabo todas las actividades festivas que corresponden al 25 de diciembre.

Pero ¿Tienes idea de cuándo iniciaron las celebraciones de Navidad en julio? ¿No?
Bueno, el comienzo preciso de la tradición de Navidad en julio no está muy claro, aunque se cree que inició en Europa. Durante los meses de verano en el hemisferio norte, el clima se vuelve cada vez más cálido y muchas personas ansían la frescura del invierno. En medio de los sofocantes meses de verano, la gente extraña los regalos y el espíritu navideño de las Navidades. En este contexto, probablemente fue a partir de los años 80´s cuando la fiesta de Navidad en julio empezó a celebrarse.

Esta fiesta de Navidad anticipada también se le atribuye a un grupo de turistas irlandeses que se fueron de vacaciones a las Montañas Azules de Sídney, Australia, en los meses de verano de julio de 1980. Lejos de las temperaturas de verano en su país, se alegraron al ver nieve en ese lugar. Se dice que convencieron al propietario de un hotel local en las Montañas Azules en Nueva Gales del Sur para celebrar una fiesta llamada "Yulefest".

La idea fue un éxito instantáneo y atrapó la imaginación de todos los presentes allí. El propietario vio una oportunidad de oro en esto y de ahí en adelante, celebró una fiesta de Navidad cada año en julio. Los empresarios locales se le unieron, para sacar provecho de esta peculiar fiesta, que continúa hasta la actualidad.

La tradición está tan arraigada en Australia que la mayoría de los restaurantes, clubes y comedores tienen un menú anual oficial anunciado para Navidad en julio, y quienes desean disfrutarlo deben reservarlo con anticipación, debido a la alta demanda a menudo se reservan con anticipación. Es común que hoteles, restaurantes, bares, tiendas de ropa, y tiendas de regalos ofrezcan descuentos especiales para la ocasión.

Independientemente de su origen, la Navidad en julio es una gran oportunidad de mercado, por lo que incluso, se dice que esta ocasión fue ideada por comerciantes minoristas en los países occidentales que querían beneficiarse de unas vacaciones en julio, mes que suele representar una temporada aburrida para los negocios, por sus pocas oportunidades de comercialización.

Actualmente, la Navidad en julio es todo un éxito de ventas minoristas. En Estados Unidos, de hecho, el concepto se emplea más como herramienta de mercadotecnia, que, como un día de descanso y unión familiar, celebrado por la gente común.

Tal como sucede con el Día de las Madres, Día del Padre, San Valentín y el resto de las fiestas del año, la Navidad en julio es una gran oportunidad para dejarse contagiar por el espíritu de alegría y paz que simboliza, así como para organizar acogedoras reuniones en las que, por supuesto, no pueden faltar los globos.

Visita nuestra amplia selección de globos al mayoreo en globoexpress.com.mx.

Comentarios