Ir al contenido principal

Destacados

Consejos para montar tu papelería

Si quieres abrir una papelería, pero no sabes por dónde empezar te proponemos unos pasos que puedes seguir para hacer realidad tu sueño. Ahora bien, la prisa no es buena compañera, así te recomendamos que no escatimes ni tiempo ni recursos en el desarrollo de la estrategia que te ayudará a dar forma a tu nuevo proyecto.
Plan inicial, Descripción de tu proyecto
En este punto debes hacerte muchas preguntas, ¿Qué tipo de papelería quiero? ¿A qué aspiro? ¿A qué público me voy a dirigir? También piensa e qué tipo de objetivos te quieres marcar a corto, mediano y largo plazo. Haz un breve estudio de mercado en donde analizas la zona en la que quieres abrir y buscas locales disponibles que se adecuen a tus necesidades. Después planifica la operativa del negocio: ¿Venderás sólo en tienda física o tendrás también un e-Commerce? Estipula tus necesidades de personal preguntándote si la vas a poder gestionar en todos sus horarios sin ayuda, o si prefieres contratar a alguien y contempla ese gasto d…

¿CÓMO INICIAR TU NEGOCIO DE PAPELERÍA?


Iniciar un negocio –cualquier negocio- es un reto que pone a prueba nuestros conocimientos, nuestros hábitos y nuestras habilidades de planeación, ejecución y perseverancia. Es por eso por lo que te decimos algunos puntos que no debes dejar pasar.

Haz un plan de negocios.

Puede parecer absurdo, pero miles de negocios cada año nacen y mueren por ignorar uno de los primeros y más necesarios pasos en la creación de cualquier proyecto.

Un plan de negocios no tiene que ser complejo o extenso, pero sí permitirte pensar en elementos fundamentales de tu negocio, como los costos iniciales, costos operativos, punto de balance (ventas mínimas) y plan de trabajo.

Dedícale el tiempo que necesites; ponlo en un papel y déjalo descansar. Revísalo de nuevo y haz los cambios que requiera. Después revísalo cada 6 meses con el negocio corriendo.

Pon atención en la marca.

No hay negocio pequeño en lo que a marca se refiere. Muchos negocios nuevos o locales deciden (erróneamente) ahorrar dinero en el diseño del logo o la marca principal. Cada peso que inviertas en marca valdrá su peso en oro. ¡No te olvides de registrarla ante el IMPI!

Diseña tu inventario.

No se trata solamente de ir a un almacén y comprar productos con intuición, sino de prever tu mercado y darle exactamente lo que necesita. ¿Quiénes son tus clientes? ¿Cuál es tu nicho? No existe un negocio que venda absolutamente a todos, y es esencial tener esto en claro. ¿Tus clientes son jóvenes, familias, negocios, estudiantes? Prevé tu nicho y enfócate en ellos.

Promoción y marketing.

Esto será mucho más sencillo si tienes claro quién es tu mercado y en dónde está. Prepara y lanza un sistema de promoción en línea. Asegúrate de que todos tus clientes potenciales sepan de tu existencia.

¡Cuidado con las promociones y descuentos! A veces pensamos que regalar un 15%, un 30% o un 50% para atraer nuevos clientes es una buena idea, pero no siempre lo es. Un negocio que comienza no siempre cuenta con el respaldo financiero y seguramente necesitarás esas primeras ventas.
En cambio, encuentra maneras creativas de permitir que tus clientes visiten tu negocio, y sorpréndelos con un entorno agradable, limpio y servicial.

Escucha y crece.

Busca la manera de preguntar a tus clientes –actuales y potenciales- qué es lo que buscan, y procura evolucionar tu negocio para atender estas necesidades.
En el lobby principal de las oficinas de Google en California se encuentra el esqueleto de un Tiranosaurio Rex a escala real. Está allí para recordarnos esto: aún los más grandes, los más fuertes, los más veloces… se extinguen si no se saben adaptar a un mercado cambiante.

Visita nuestra amplia selección de globos al mayoreo en globoexpress.com.mx.

Comentarios