Ir al contenido principal

Destacados

Conoce las celebraciones que hay en septiembre en México

  Durante septiembre, todo México se pinta de verde, blanco y rojo. Los colores de la bandera son una forma de mostrar el orgullo de ser mexicanos y su presencia en guirnaldas, serpentinas, globos, e incluso en creativos platillos y decoraciones de oficinas y del hogar, son el distintivo que nos indica que ha llegado el mes de la patria. Para turistas y locales, caminar por las calles de prácticamente cualquier pueblo o ciudad de este país durante septiembre es todo un festival, lleno de calles, tiendas, plazas escuelas y centros comerciales vestidos con motivos patrióticos.  No pueden faltar los vendedores ambulantes que durante esta temporada ofrecen banderas de todos los tamaños posibles; desde una ventosa para el auto hasta enormes representaciones del lábaro patrio que bien podría montarse en el asta bandera de una escuela.  Todo este espectáculo visual tiene su razón de ser, principalmente, en la conmemoración del 16 de septiembre, Día de la Independencia de México, que tradicion

Para qué nos sirve como seres humanos enamorarnos

 



Quien ha experimentado el amor, conoce su poder. Se trata de un sentimiento que llega sin previo aviso, y que nos hace sentir invencibles, capaces de todo para demostrarle al ser amado el valor y significado que tiene para nosotros. De hecho, ha sido gracias a esta embriagadora emoción que han ocurrido los auges y caída de los más importantes imperios, se han creado industrias y han surgido innumerables obras de todos los tipos de arte. 


Alrededor del mundo, personas de todas las culturas glorifican al amor, particularmente el amor romántico, consagrado por excelencia como la piedra angular de una vida feliz, y como la base de una relación estable que da lugar a la reproducción de la especie, pero, ¿por qué?


Un profesor de psicología de la Universidad de Texas en Austin, llamado David M. Buss, sostiene que la universalidad del amor va más allá de los argumentos tradicionales de naturaleza Vs crianza y llega directamente al corazón de nuestra historia evolutiva como especie.


Buss establece que, aunque no tenemos una cinta de video de nuestros antepasados, abundantes evidencias indican que la capacidad de amar es universal en la especie humana. El amor evolucionó en el contexto del apareamiento a largo plazo. 


El profesor, quien además es uno de los fundadores del campo de la psicología evolutiva, sostiene que todas nuestras emociones y comportamientos se pueden explicar en el contexto de la evolución, y el amor no es la excepción.


La selección natural explica no solo por qué nos mantenemos erguidos, sino también cómo pensamos sobre el mundo, quién nos atrae y cómo amamos. Así pues, el amor es una adaptación psicológica, y probablemente, la emoción más vigorizante que pueden experimentar los humanos.


De acuerdo con la teoría evolutiva, las adaptaciones psicológicas son mecanismos que desarrolla nuestra especie para resolver problemas. Si contribuyen a la supervivencia y a la reproducción, estas adaptaciones se transmiten a las generaciones futuras. Pero, ¿cuál podría ser la contribución evolutiva del amor? Bueno, el amor sirve como dispositivo de compromiso.


Algunas especies de aves, por ejemplo, forman vínculos de pareja a largo plazo. Pero incluso nuestros parientes primates más cercanos, los chimpancés, no forman se comprometen con una sola relación. Debido a que el amor evolucionó como parte de nuestra estrategia de apareamiento a largo plazo, los humanos podríamos ser únicos entre los primates en experimentar la emoción del amor.


Por otra parte y desafortunadamente, no podemos hablar de la evolución del amor sin mencionar lo que sucede cuando éste se pierde. En algún momento de la vida, la gran mayoría de los humanos experimentamos un amor fallido. Entonces, ¿qué papel evolutivo juega el desamor?


Al ser una de las emociones más importantes que experimentan los seres humanos, es importante comprender la evolución del amor porque también está relacionado con resultados terribles cuando se rompe. De acuerdo con Buss, recuperarse de la angustia es una fortaleza evolutiva, y nos recuerda que los seres humanos somos extraordinariamente resistentes, dotados con la capacidad de recuperarnos una y otra vez de los reveses. 


A pesar de los mitos sobre el único y verdadero amor, la mayoría de las personas se recuperan de las rupturas y no pasa mucho tiempo para que descubran de nuevo al amor. Así que todos deberíamos saber que la evolución nos ha equipado con las glorias del amor, la fuerza del espíritu para recuperarnos de las pérdidas y de la fortaleza para volver a la vida.


Conoce nuestra amplia selección de globos 18" amor y amistad en globoexpress.com.mx.

Comentarios