¿Ya conoces la historia de los globos?



Los globos son pequeños balones que pueden estar hechos de plástico aluminizado, caucho o látex. Como sabemos, para poder utilizarlos deben ser inflados con gas, generalmente aire simple o helio. Todos los hemos visto siendo empleados en juegos infantiles, decoración de eventos e incluso en publicidad. Se utiliza principalmente para juegos infantiles, decoración de fiestas y publicidad. Esto se debe a su versatilidad, pues aunque típicamente tienen un tamaño que va de 10 a 30 centímetros de diámetro, los globos pueden fabricarse prácticamente en cualquier tamaño o forma.  

Estos baloncitos que forman parte de nuestros recuerdos de infancia han existido desde hace centenas de años. Hay ilustraciones del siglo XIV que muestran globos hechos de vejiga de cerdo inflada. Galileo también usó la vejiga de un cerdo inflado en un experimento en el que trató de medir el peso del aire. 

Pero fue hasta 1824 cuando Michael Faraday inventó el primer globo de goma, utilizándolo en experimentos con hidrógeno en el Royal Institution de Londres. Lo fabricó con dos láminas de caucho que cubrió con harina en el interior para que no se pegaran entre sí, de manera que dejaran los bordes descubiertos y los presionaran juntos. 

Los globos de goma de juguete aparecieron poco después. Thomas Hancock, el fabricante pionero de caucho, los vendió en forma de un kit que consistía en una botella de solución de caucho y una jeringa de condensación. 

Por su parte, los globos de látex aparecieron más de 20 años después, cuando en 1847 fueron fabricados por primera vez por J.G. Ingram, y se popularizaron casi 100 años después, cuando empezaron a producirse en masa durante los años 30 del siglo XX. 

Los globos de aluminio con los que actualmente adornamos nuestras fiestas aparecieron en la década de 1970 y tal como hoy, eran más caros que los globos simples, por su calidad superior capaz de mantener el gas en el interior por más tiempo que el caucho y el látex, y por ser más ligeros. 

En la actualidad, los globos se fabrican de caucho, látex, policloropreno y nylon. Su variedad de formas, tamaños y colores no está limitada, por lo que se emplean en prácticamente cualquier ámbito en el que se consideren necesarios. 

La forma más fácil de usarlos es llenándolos con aire simple, ya sea utilizando una bomba de presión, o la respiración de las personas. Sin embargo, el helio sigue siendo el favorito de decoradores y compradores de globos, ya que es un buen gas para llenarlos porque es seguro: no se incendia y no es tóxico cuando se inhala. Además, perduran mucho más tiempo en su forma. 

Si los globos que están llenos de helio están hechos de caucho o látex, mantendrán su flotabilidad solo por un corto tiempo (aproximadamente un día) porque el helio tiene moléculas pequeñas que escapan a través de los poros pequeños de un globo. Por eso los globos de aluminio flotan más tiempo. 
¿Conocías estos datos? ¡Compártelos tu persona favorita, o con quien sabes que ama los globos!

Visita nuestra amplia selección de globos al mayoreo en globoexpress.com.mx.

Comentarios