Historia del Día del Padre



El Día del Padre es una de las celebraciones más esperadas del año. Además de ser motivo de visitas y reunión familiar, deliciosos banquetes y prolongadas convivencias, la fecha es precisa para recordarle a papá lo importante que es en nuestras vidas, y agradecerle por su crianza y amor.

En el día de papá es común que comercios y restaurantes se preparen para ofrecer atractivos obsequios y albergar a familias completas para pasar un buen rato, por lo que, hay quienes se consideran detractores de la fiesta de los padres argumentando que se trata de un día que fomenta el consumismo. 

¡No tienes que elegir una cosa o la otra! Sorprender a papá con el regalo que siempre quiso, adornado con globos y flores no está peleado con conocer y conmemorar el origen y significado de esta celebración. 

Se sabe que la fiesta del Día del Padre se originó en 1910, impulsada por una mujer estadounidense de nombre Smart Dood, quien buscaba que los padres tuvieran un papel destacado, (Tal como el de las madres cuyo día ya se conmemoraba) particularmente aquéllos que cumplían con el doble rol en la educación de sus hijos, haciendo de mamá y papá.  

Detrás de sus intenciones estaba su propia historia, pues su madre murió en el parto de su sexto hijo, dejando viudo a su padre y veterano estadounidense de la guerra civil, William Dodd. 
Fue así como Smart creció en Washington, viendo la forma en que el hombre, ahora solo, asumió por completo la responsabilidad de proveer, cuidar y educar a sus seis hijos. 

Los padres pueden ser igual de tiernos, cariñosos, protectores y cuidadosos que una madre, sin perder la proveeduría y figura de autoridad que caracteriza a un padre, consideraba Smart Dood tras ver de cerca los arduos esfuerzos que el suyo llevó a cabo para sacar adelante a su familia. 

Originalmente, la mujer propuso instituir el 5 de junio, fecha de cumpleaños de su padre, como el día de papá. Sin embargo, su idea en un principio no trascendió. Cinco años más tarde, Smart Dood continuaba con su idea, así que sugirió que cada año, sin falta, todas las familias tuvieran la libertad de elegir cuándo iba a ser para ellos el Día del Padre. Fue 67 años después cuando, finalmente, se hizo oficial que cada tercer domingo del mes de junio se habría de celebrar el Día del Padre.  

Este homenaje se popularizó rápidamente en toda la nación norteamericana, y trascendió las fronteras hasta países de los cinco continentes, convirtiéndose con el paso del tiempo en la celebración que, con todo y restaurantes llenos, majestuosos regalos y amenas fiestas, conocemos actualmente.

Visita nuestra amplia selección de globos al mayoreo en globoexpress.com.mx.

Comentarios