Ir al contenido principal

Destacados

Tradiciones extrañas de celebración de cumpleaños

En México nos encanta la fiesta, irónicamente se trata de un tema que nos tomamos muy en serio. 
Nadie celebra en el mundo como lo hacen los mexicanos y nos esforzamos en demostrarlo en cada celebración.
En las fiestas de cumpleaños rompemos nuestras mundialmente famosas piñatas, nos lanzamos al suelo para recolectar la mayor cantidad de dulces posible, compartimos pastel y comida con todos nuestros invitados y bailamos hasta el amanecer. 
Sin duda nuestras tradiciones son las mejores, pero no son las únicas. Alrededor del mundo existen formas de celebrar muy interesantes y otras un tanto extrañas.
En Irlanda se acostumbra a tomar a los pequeños cumpleañeros de los pies, voltearlos boca abajo y darles pequeños golpes en su cabeza contra el suelo por cada año cumplido. Junto a esta tradición, la de embarrar de pastel al cumpleañero no suena tan cruel, ¿cierto? 
Sin importar cuántos sean los años que cumplas, en Jamaica te llenarán de harina el día de tu cumpleaños. Parece divertido, aunque …

Infinidad de Actividades con Globos

Fuera globos
Los niños forman dos equipos y se colocan a ambos lados de una línea.  Un adulto, situado en ella, lanza un globo de agua al aire. Los niños deben procurar que el globo explote en el campo del contrario sin pisarlo. Si el globo cae y no se rompe, se vuelve a lanzar. Gana el equipo que menos globos tiene en su campo.
Globos con sorpresas
Unos cuantos globos se llenan con sorpresas agradables (dulces) y sorpresas trampa (harina, agua, arena…). Se hinchan y colocan sobre una cuerda entre dos árboles. Cada niño va con los ojos vendados y armado de un palo hacia los globos y explota uno. Se queda con la sorpresa.
Carrera de globos de agua
Los niños se colocan por pareja. Se les ata los tobillos y se coloca un globo de agua  entre sus dos espaldas. Deben llegar a la meta saltando de lado y con el globo de agua intacto. Si se cae o se rompe, vuelta a empezar.
Sin manos
Se colocan globos contra una pared. Los niños deben romperlos con cualquier parte del cuerpo, excepto las manos.

Comentarios