Ir al contenido principal

Destacados

Cómo se inventó el romance

  El amor es lo que nos une, y la falta de amor nos separa. Así parecemos entenderlo la mayoría de las personas en la actualidad, pareciéndonos descabellado pensar por ejemplo, en comprometernos o casarnos con una persona sin tener sentimientos de amor por ella. Sin embargo, hubo un tiempo en el que el amor no jugaba el papel fundamental que ahora tiene.   En la antigua Grecia, el consentimiento del matrimonio se otorgaba por el padre de la novia, mientras que a ella no se le permitía tener una opinión propia. Era su padre quien tenía que estar convencido del interés o beneficio que traería la unión de su hija con una familia rica y prestigiosa, o al menos digna. Sin embargo, la capacidad de seducir y convencer a la joven de que era amada podía hacer que aceptara con menor dificultad esta situación, que la dividía entre la simple atracción física y el puro cálculo del interés. Durante la Edad Media, la Iglesia Católica instituyó el sacramento del matrimonio, suponiendo que la bendición

Infinidad de Actividades con Globos

Fuera globos
Los niños forman dos equipos y se colocan a ambos lados de una línea.  Un adulto, situado en ella, lanza un globo de agua al aire. Los niños deben procurar que el globo explote en el campo del contrario sin pisarlo. Si el globo cae y no se rompe, se vuelve a lanzar. Gana el equipo que menos globos tiene en su campo.
Globos con sorpresas
Unos cuantos globos se llenan con sorpresas agradables (dulces) y sorpresas trampa (harina, agua, arena…). Se hinchan y colocan sobre una cuerda entre dos árboles. Cada niño va con los ojos vendados y armado de un palo hacia los globos y explota uno. Se queda con la sorpresa.
Carrera de globos de agua
Los niños se colocan por pareja. Se les ata los tobillos y se coloca un globo de agua  entre sus dos espaldas. Deben llegar a la meta saltando de lado y con el globo de agua intacto. Si se cae o se rompe, vuelta a empezar.
Sin manos
Se colocan globos contra una pared. Los niños deben romperlos con cualquier parte del cuerpo, excepto las manos.

Comentarios