Ir al contenido principal

Destacados

Consejos para montar tu papelería

Si quieres abrir una papelería, pero no sabes por dónde empezar te proponemos unos pasos que puedes seguir para hacer realidad tu sueño. Ahora bien, la prisa no es buena compañera, así te recomendamos que no escatimes ni tiempo ni recursos en el desarrollo de la estrategia que te ayudará a dar forma a tu nuevo proyecto.
Plan inicial, Descripción de tu proyecto
En este punto debes hacerte muchas preguntas, ¿Qué tipo de papelería quiero? ¿A qué aspiro? ¿A qué público me voy a dirigir? También piensa e qué tipo de objetivos te quieres marcar a corto, mediano y largo plazo. Haz un breve estudio de mercado en donde analizas la zona en la que quieres abrir y buscas locales disponibles que se adecuen a tus necesidades. Después planifica la operativa del negocio: ¿Venderás sólo en tienda física o tendrás también un e-Commerce? Estipula tus necesidades de personal preguntándote si la vas a poder gestionar en todos sus horarios sin ayuda, o si prefieres contratar a alguien y contempla ese gasto d…

El Globo Negro (Cuento)

Un niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria del pueblo. El pueblo era pequeño y el vendedor había llegado pocos días atrás, por lo tanto no era una persona conocida.

En pocos días la gente se dio cuenta de que era un excelente vendedor ya que usaba una técnica muy singular que lograba captar la atención de niños y grandes. En un momento soltó un globo rojo y toda la gente, especialmente los potenciales, pequeños clientes, miraron como el globo remontaba vuelo hacia el cielo.

Luego soltó un globo azul, después uno verde, después uno amarillo, uno blanco...

Todos ellos remontaron vuelo al igual que el globo rojo...

El niño negro, sin embargo, miraba fijamente sin desviar su atención, un globo negro que aún sostenía el vendedor en su mano.

Finalmente decidió acercarse y le preguntó al vendedor: Señor, si soltara usted el globo negro. ¿Subiría tan alto como los demás?

El vendedor sonrió comprensivamente al niño, soltó el cordel con que tenía sujeto el globo negro y, mientras éste se elevaba hacia lo alto, dijo: No es el color lo que hace subir, hijo. Es lo que hay adentro.

Comentarios