Ir al contenido principal

Destacados

El Día de las Madres no es el mismo en todo el mundo

  Durante un día entero, cada año llenamos de amor, regalos y palabras afectuosas a quienes nos dieron la vida. En el Día de las Madres, ellas reciben por decenas flores, sorpresas, comidas, regalos y por supuesto, globos, como detalles que hijos y otros familiares les entregan para festejarlas.   Pero, ¿cómo y dónde empezó esta tradición? Todo se le atribuye a Anna Jarvis, quien en 1905 decidió dedicar un día a su madre y a las madres de todo el mundo, logrando instaurarlo en 1914. Contrario a lo que parece en la actualidad, su intención estaba lejos de tener fines comerciales, tan así que una vez que la celebración se extendió y se popularizó Jarvis se llenó de disgusto, justamente porque el tema se estaba desviando de su idea original.   Pronto, las personas en los países occidentales adoptaron con alegría la nueva tradición, adaptándola a sus diversas culturas. Fueron principalmente los países occidentales los que adoptaron la nueva tradición, y la fueron adaptando a sus diversas c
Esta es una manualidad muy sencilla que les ayudará a fabricar sus propias bolas anti estrés. Además, pasarán un rato divertido. Se trata de una manualidad muy fácil de realizar y con poco material. Pueden hacer varias bolas anti estrés de diferentes colores y regalarlas a los amigos o a la familia. Esta manualidad para niños les tendrá entretenidos y concentrados.

La bola anti estrés es una manualidad sencilla de realizar pero ayudará a los niños a desarrollar la coordinación y a desarrollar la motricidad fina. Además desarrollarán la paciencia.

 Materiales
  •  Arroz
  • Un embudo
  • Globos de colores

Consejo: tus hijos pueden hacer bolas de diferentes colores o con dibujos distintos haciendo distintos cortes: estrellas, cuadrados o medias lunas. Incluso pueden jugar con el color de los globos para hacer divertidas combinaciones.

Cómo hacer, paso a paso, una bola anti estrés
 1. Con ayuda del embudo, llena un globo de arroz. Puede que te lleve algo de tiempo, pero no pierdas la paciencia

2. Cuando el globo esté lleno de arroz, corta la boquilla. Coge un globo de otro color y córtale la boquilla también, ponlo encima del primer globo cubriendo el agujero.

3. Ahora tendrás el globo cubierto sin que se escape ningun grano de arroz. puedes poner más globos encima.
  
4. Coge un globo de otro color y recorta alguns agujeros con las tijeras. También tienes que recortar la boquilla. Ponlo cubriendo el resto de globos y formarás una bonita composición de colores en tu bola anti-stress

Comentarios